guantes de seguridad

Guantes de seguridad y protección

GUANTES DE SEGURIDAD

Un guante es un elemento de protección individual (EPP) destinado a proteger total o parcialmente la mano. También puede cubrir parcial o totalmente el antebrazo y el brazo. En el lugar de trabajo, las manos del empleado pueden hallarse expuestas a riesgos debido a acciones externas, acciones sobre las manos y también es posible que se generen accidentes a causa del uso o la mala elección del propio guante.

La seguridad de la mano en el entorno laboral depende principalmente de la eficacia del guante que la protege. En cada trabajo es preciso definir el guante en función de las exigencias de protección, de ergonomía y de comodidad.

Los guantes de seguridad ofrecen protección contra un riesgo especifico sin crear por sí mismos otros riesgos (Inocuidad). Deberá garantizarse que no hay ningún riesgo de sanitario o higiene para el individuo debido a las características de fabricación del guante, los materiales empleados o la degradación producida por un uso normal.

Ergonomía es el grado de comodidad obtenido de acuerdo con la norma de protección adecuada.

Los guantes de seguridad pueden deñarse de forma anticipada por una exposición excesiva al ozono, el oxígeno y la luz uv. Por eso deben conservarse en el empaque original y en un lugar seco, fresco y oscuro.

En algunos casos el guante no dará la protección adecuada si no queda bien ajustado. Se producen en diferentes tallas de acuerdo con el sistema de cada país. Si un guante no tiene la medida indicada en las tablas de tallas, el fabricante debe expresa explícitamente que se trata de un guante de una talla especial para una aplicación especial.

Los guantes de trabajo, al igual que el resto de Equipos de Protección Individual, se clasifican en 3 categorías en función del riesgo:

  • Categoría III.- De diseño complejo. Protege contra riesgo de lesiones irreversible o mutilación. Son certificados por un laboratorio u organismo notificado, más un control de la fabricación por parte del mismo organismo.
  • Categoría II.- De diseño intermedio. Protege de riesgos de mediano impacto, es decir, que no puedan causar lesiones graves o mutilación. Son certificados por un laboratorio u organismo notificado.
  • Categoría I.- De diseño sencillo. Protegen contra riesgos leves o menores. Estos guantes podrán fabricarse sin ser sometidos a examen y el fabricante o distribuidor podrá emitir un autocertificado de calidad.

PUEDE CONSULTAR AQUÍ EL PROGRAMA DE ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL,USO Y MANTENIMIENTO DE COLOMBIA

Uso y mantenimiento de guantes de seguridad y protección.

Algunas recomendaciones prácticas en los aspectos de uso y mantenimiento son:

  • Los guantes deben ser objeto de un control regular, si presentan defectos, grietas o desgarros y no se pueden reparar, hay que reemplazarlos dado que su acción protectora se habrá disminuido. La vida útil de los guantes de protección guarda relación con las condiciones de uso y la calidad de su mantenimiento. Se aconseja que se defina en la medida de lo posible el plazo de uso (vida útil) en relación con las características de los guantes, las condiciones de trabajo y del entorno, y que lo especifique en las instrucciones de trabajo junto con las normas de mantenimiento, utilización y almacenamiento.
  • La piel es una buena protección contra las agresiones del exterior. Por ello hay que prestar atención a una adecuada higiene de las manos con agua y jabón. En caso de ser necesario untarse una crema protectora después de usar guantes.
  • Los guantes de protección contra los productos químicos, requieren una especial atención, siendo importante resaltar los siguientes puntos:
    1. deberá establecerse un tiempo para la sustitución periódica de los guantes con el fin de garantizar que se cambien antes de ser permeados por los productos químicos.
    2. la utilización de guantes contaminados puede ser más peligroso que la falta de utilizarlos, debido a que el contaminante puede irse acumulando en los materiales del guante.
  • Los guantes de seguridad en general, deberán conservarse secos y limpios por el lado que está en contacto con la piel. En cualquier caso, los guantes de protección deberán limpiarse siguiendo las indicaciones del proveedor.
  • Al utilizar guantes de protección se puede producir sudor. Este problema se resuelve utilizando guantes con capa absorbente, no obstante, este elemento puede reducir el tacto y la flexibilidad de los dedos, así como la capacidad de agarre. Utilizar este tipo de guantes reduce igualmente problemas como rozaduras y ampollas producidas por las costuras.
  • Las manos deben estar limpias y secas antes de ponerse los guantes.